sábado, 2 de junio de 2012

FARMACIA-ÓPTICA ZURITA: 125 AÑOS DE HISTORIA

Pocas empresas pueden presumir de haber cumplido 125 años de historia. Es el caso de ‘Zurita’, un negocio familiar que, aunque en Ceuta se implantó en 1905, sus orígenes se remontan al siglo XIX. Transcurría el año 1887, cuando Juan Zurita de Torres fundó la farmacia ‘Zurita’ en la localidad gaditana de San Roque. Fue el inicio de una importante empresa que a lo largo de los últimos 125 años ha mantenido el nombre original, y ha experimentado una destacada expansión en diferentes puntos de la geografía nacional. Y todo ello, sin perder la identidad imprimida por su fundador, que a principios del siglo XX, concretamente en el año 1905, decidía trasladar la farmacia a Ceuta.
Javier Garnica, biznieto de Juan Zurita de Torres, desconoce los motivos que le llevaron a tomar esta decisión, aunque cree que “su visión para los negocios” fue determinante para implantar la que se convirtió en la primera farmacia de Ceuta. Se instaló en la calle Soberanía Nacional (número 1) –actual calle Real-, lugar en el que la farmacia permaneció más de un siglo, ya que en diciembre de 2011 el edificio fue declarado en ruina y se produjo el traslado a la calle Beatriz de Silva, donde actualmente continúa. El carácter emprendedor de Juan Zurita le llevó a instalar en el año 1913 una óptica en la propia farmacia, siendo de nuevo pionero en un sector, hasta entonces desconocido en la ciudad. De hecho, hasta que no finalizó la Guerra civil, no comenzaron a implantarse más ópticas en Ceuta. La apertura de ‘Óptica Zurita’ llevó consigo una importante apuesta tecnológica, puesto que se dotó a la empresa de los avances técnicos más destacados del momento, adquiriendo maquinaria procedente de Alemania. Ya finalizada la Guerra Civil se produce el relevo al frente de la empresa. Luís Garnica Giménez, yerno de Juan Zurita, tomó el testigo del fundador y se hizo cargo de la farmacia en Ceuta. En los años 50 se producía una nueva sucesión, pasando la empresa a manos de su hijo, Luís Garnica Zurita, que casi seis décadas después continúa siendo el titular de la misma. “Mi abuelo –explica Javier Garnica, biznieto del fundador- se casó con Carmen, hija de Juan Zurita, y se hizo cargo de la farmacia. Mi abuelo no era farmacéutico ni óptico, y fue mi padre quien desde el año 57 se hizo titular de la farmacia hasta hoy que sigue siéndolo”. Desde entonces la familia Garnica gestiona una empresa, que no sólo supo mantenerse, sino que también fue creciendo con el paso de los años: “Mi padre ha sido muy emprendedor, y desde que se hizo cargo de la farmacia, ésta no paró de crecer”, explica Javier Garnica, quien recuerda que también se abrió un almacén farmacéutico: “A los pocos años de estar al frente de la farmacia montó, junto a mi abuelo, un almacén de especialidades farmacéuticas que distribuía los productos a las farmacias de Ceuta”.
EXPANSIÓN Una vez que la farmacia-óptica ‘Zurita’ estuvo totalmente consolidada en Ceuta, comenzó la expansión de la empresa. Juan Zurita de Torres, en pleno Protectorado Español de Marruecos, decidió instalar una farmacia en Tetuán. De nuevo, la visión empresarial obtuvo su recompensa, ya que se convirtió en uno de los principales suministradores del Ejército Español. Poco después de la Independencia del país vecino, la farmacia fue trasladada a Almuñécar. Tetuán fue el inicio de una expansión que continuó en el año 1967 con la apertura de una óptica-joyería en pleno centro de Málaga. Al diseño vanguardista del establecimiento, le acompañó una decidida apuesta por las innovaciones tecnológicas del momento en el sector de la óptica. Esto supuso que la empresa adquiriera un destacado prestigio en la capital de la Costa del Sol, donde permaneció abierta hasta que hace unos años el edificio donde estaba ubicada fue declarado en ruina. Tras Málaga, la expansión peninsular emprendida por la familia Garnica prosiguió en el año 1976 con la implantación de una nueva óptica en Granada. Este nuevo establecimiento, ubicado en la calle Mesones, contó con un innovador diseño exterior, puesto que se instaló, al igual que en Ceuta, un escaparte en forma de círculos. Posteriormente, abría sus puertas en tierras granadinas una segunda óptica, que se inauguraba en el año en 1986 en el popular barrio del Zaidín. Finalmente, en 1998 la familia Garnica implantaba un nuevo establecimiento en Ponferrada (calle Camino de Santiago, 6). Hace unos años se abrió una nueva óptica en Ceuta, fruto de la separación de la que existía en la farmacia, que a finales de 2010, debido al derribo del edificio donde había permanecido más de un siglo, fue trasladada a la calle Beatriz de Silva.
ÓPTICA ZURITA, HOY Actualmente el grupo Zurita, sin haber perdido el carácter de empresa familiar, está compuesto por un total de cuatro ópticas distribuidas en diferentes lugares: Ceuta, Ponferrada y Granada, ciudad en la que permanecen abiertas dos ópticas. A estos cuatro establecimientos hay que añadir la farmacia ubicada en Ceuta, que para Javier Garnica “siempre ha sido el buque insignia del grupo”. ¿La razón? “Porque es la más antigua y representa los orígenes de la empresa”. Un total de 23 trabajadores completan la plantilla de ópticas ‘Zurita’. Todos los negocios están regentados por los hijos de Luís Garnica Zurita –Mª Ángeles, Javier e Ignacio-, ópticos-farmacéuticos. 125 años después, la familia Garnica mantiene viva la llama de aquella primera farmacia fundada en San Roque, y que supuso la raíz de una empresa, que ha ido adaptándose a los tiempos, e incluso adelantándose a ellos y que hace unos meses veía reconocida su labor en el transcurso del ‘Optical Market Meeting’ –importante feria del sector óptico- al concederle la primera edición del ‘Gran premio a una trayectoria’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada