viernes, 27 de diciembre de 2019

ILUMINACIONES XIMÉNEZ: HISTORIA DE UNA EMPRESA FAMILIAR VINCULADA A CEUTA DESDE HACE DÉCADAS


Vigo, Madrid o Málaga son algunos de las ciudades que en los últimos años han convertido la iluminación extraordinaria de Navidad en un acontecimiento y un reclamo para atraer visitantes. Detrás de estas espectaculares instalaciones se encuentra la empresa ‘Iluminaciones Ximénez’, compañía fundada hace casi 75 años en Puente Genil (Córdoba). Sus inicios, muy modestos, nada tienen que ver con la expansión experimentada en los últimos años, siendo actualmente la empresa líder de su sector. De hecho, cada Navidad ilumina más de 600 ciudades de 40 países del mundo y sus creaciones están presentes en los cinco continentes. 
 Para los ceutíes, la presencia de operarios ‘Iluminaciones Ximénez’ es algo habitual. Y no sólo con motivo de las fiestas navideñas, ya que instalan la ornamentación extraordinaria para Carnaval o para las fiestas patronales; además de iluminar festividades religiosas como el Diwali, Janucá o Ramadán. Pero esa relación entre Ceuta y la firma cordobesa es mucho más antigua de lo que podamos imaginar: “Prácticamente desde su fundación”, afirma Francisco Jiménez, responsable del Área de Comercio Internacional de ‘Iluminaciones Ximénez’ y nieto del fundador. Incluso –asegura- “dentro de la historia de la compañía, Ceuta ha marcado su expansión porque, aunque estábamos en España, era la primera vez que instalábamos en otro continente”. 



Inicios 

Pese a su crecimiento, sigue siendo un negocio familiar. Francisco Jiménez representa la tercera generación de una empresa fundada en el año 1945 por Francisco Jiménez Carmona, quien regentaba una tienda de electrodomésticos en Puente Genil. 
Ya superado el ecuador de la década de los 40, tuvo una “genial idea”, destaca su nieto. Para decorar su establecimiento, se le ocurrió iluminar con bombillas una estrella de navidad: “Todos los vecinos vinieron a verla. El éxito fue tal, que al poco tiempo el comerciante de enfrente le solicitó que le hiciera otra estrella. Y así fue como empezó iluminando, primero, toda la calle; después todo el pueblo, después toda Andalucía y ya toda España”. 



La iluminación de Ceuta como referencia 

 Francisco Jiménez considera que Ceuta “ha sido muy importante para nosotros porque ha estado ligada a nuestra expansión debido a que se celebran e iluminan diversas fiestas religiosas. Por este motivo, hemos estado diseñando creaciones que no eran habituales, y a la hora de vender un proyecto internacional nos ha servido de referencia. Ha sido la base de nuestra internacionalización porque hemos presentado proyectos que habíamos realizado para Ceuta”. Aunque no deja de ser una anécdota, para Francisco Jiménez, Ceuta tiene un significado especial porque “en mi época de estudiante universitario, en verano, iba a la compañía a trabajar y el primer proyecto que hice fue la portada de la feria de Ceuta. Y eso marca”, reconoce el nieto del fundador de ‘Iluminaciones Xímenez, quien señala que sigue “manteniendo una estrecha relación con la ciudad, a la que suelo viajar con frecuencia”. “Mi abuelo, mi tío (presidente de la empresa) y ahora la tercera generación –continúa exponiendo- siempre hemos tenido una buena relación con Ceuta. Nos han tratado muy bien y cada año debemos iluminar la ciudad como se merece”. 



Proceso creativo 

El proceso de creación de la iluminación extraordinaria es la parte menos conocida. Antes de la instalación intervienen diferentes departamentos: “El equipo de creativos y diseñadores es el encargado de desarrollar la idea. Después, pasa al departamento técnico donde hacen realidad o factible la producción de la idea creativa. Pasamos a fábrica y dependiendo del proyecto, elegimos el material que se va a utilizar (aluminio, acero, etc…) y qué tipo de iluminación. Así producimos hasta que realizamos el embalaje. La siguiente fase es el envío y finalmente la instalación”, explica el responsable del Área de Comercio Internacional, quien considera que “generalmente se suele infravalorar todo el trabajo que hay detrás de la iluminación festiva”. 
Pero antes de toda la serie de pasos, desde que crea la idea hasta que es instalada, se produce la elección de la decoración. ¿Qué criterio siguen los ayuntamientos para adornar sus calles?: “Hay un poco de todo. Normalmente las ciudades eligen por catálogo y otras quieren algo exclusivo. Un ejemplo es la portada de la feria de Ceuta del edificio de los dragones o actualmente del Ayuntamiento. Nos adaptamos a las necesidades. También representantes de la Ciudad nos visitan en nuestra sede central y a través de un sistema informático vamos proyectando imágenes de las calles de Ceuta con diferentes combinaciones. Solemos recomendaciones para que luzcan mucho mejor”. 
La innovación es uno de los factores que han influido en el crecimiento de ‘Iluminaciones Ximénez’. “Cambiamos –afirma Francisco Jiménez- el concepto de iluminar por el de decorar. Fuimos pioneros en introducir la iluminación LED en España y en contar con la colaboración de conocidos diseñadores de moda (Ágatha Ruiz de la Prada, Angel Schlesser, Devota & Lomba o Francis Montesinos…) con arquitectos y con artistas para crear una iluminación de autor”. 
A todo ello, hay que unir la digitalización de la iluminación lo que ha permitido “la creación de espectáculos de luces y sonidos que han convertido la iluminación navideña en una herramienta de promoción y atracción del turismo”. Vigo o Málaga son claros ejemplos. La contundente apuesta de ambas ciudades por la iluminación y ornamentación navideña ha reportado importantes beneficios en los últimos años, según Francisco Jiménez: “En el caso de la calle Larios, los comercios han incrementado sus ventas un 30%, pero también ha repercutido en una mayor utilización en el uso del transporte público –la cifra en un 80%- o en las pernoctaciones”. Mejora la imagen de las ciudades porque “nuestras creaciones se hacen virales”, pero también supone un importante prestigio para la empresa, puesto que “es nuestra mejor tarjeta de presentación”. 
El éxito alcanzado en los últimos años conlleva mayor responsabilidad y obliga a ‘Iluminaciones Ximenez’ a superarse al año siguiente: “Es difícil, pero tenemos que seguir generando el efecto WOW y hacer que nuestros proyectos sean capaces de cambiar el estado de ánimo de las personas”. Todo comenzó con una simple, pero innovadora e ingeniosa estrella de Navidad. Más de 70 años después, ‘Iluminaciones Ximénez’ ilumina y decora medio mundo.

lunes, 28 de octubre de 2019

MERCADO ‘NUESTRA SEÑORA DE ÁFRICA’ (TENERIFE): EN HONOR A UNA CEUTÍ



Aunque su historia nada tiene que ver con Ceuta, el mercado ‘Nuestra Señora de África’, situado en Santa Cruz de Tenerife, tiene relativa vinculación –al menos indirectamente- con nuestra ciudad. No sólo porque lleve el nombre de la patrona, sino porque la denominación fue en honor a una mujer ceutí. También conocido como ‘La Recova’, el edificio comenzó a construirse el 5 de agosto de 1942 en el barrio de las Cuatro Torres. El diseño del proyecto fue redactado por el arquitecto Enrique Marrero Regalado, ya que la intención era construir unas instalaciones modernas que permitieran dar una nueva imagen a la ciudad. Y se logró. Prueba de ello es que el edificio fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento en el año 2004.
El mercado es de estilo arquitectónico neocolonial y cuenta con tres grandes patios: uno central que se asemeja a una plaza de estilo español clásico, y dos laterales (patio poniente y patio naciente). El diseño también consta de un arco de entrada de ocho metros y una torre de estilo mudéjar. Todos los espacios giran en torno a la plaza central y los patios se comunican entre sí por galerías apoyadas en arquerías, en las que se ubican los puestos de venta. A la entrada del mercado se encontraba (actualmente está retirada para ser restaurada) una pequeña talla de la Virgen de África que comparte espacio con una, también reducida, escultura de la Virgen de Candelaria (patrona de Canarias).

Construcción

La construcción del mercado ‘Nuestra Señora de África’ fue promovida por el Mando Económico de Canarias, órgano que según destaca José Manuel Ledesma, cronista oficial de Santa Cruz de Tenerife, “fue creado para potenciar el archipiélago canario”. En ese momento, al frente de la citada institución estaba el capitán general de Canarias, Ricardo Serrador Santés, quien impulsó la construcción del nuevo mercado aportando 1.500.000 pesetas.
“Se establecieron tres turnos de trabajo diarios y el edificio se construyó en apenas un año y medio”, destaca el cronista oficial de Santa Cruz de Tenerife, quien no oculta su admiración por la gestión efectuada por Ricardo Serrador Santés en los casi cinco años que estuvo dirigiendo el Mando Económico de Canarias, ya que “además del mercado, durante su mandato se construyó el Hotel Santa Catalina, se iniciaron las obras de dos aeropuertos o una barriada para pescadores”. Aunque otro de sus proyectos estrella fue la construcción de un puente cercano al mercado ‘Nuestra Señora de África’: “Era una zona aislada porque había un barranco y mandó construir un puente de casi 200 metros de longitud para que se pudiese llegar al mercado”.
Tras la finalización de la obra (24 de noviembre de 1943), el acto de inauguración ‘Nuestra Señora de África’ se celebró el 4 de enero de 1944.


¿Por qué el nombre de la patrona de Ceuta?

Se da la circunstancia que el promotor del mercado, el capitán general de Canarias Ricardo Serrador Santés, no pudo ver finalizado el mercado al fallecer un año antes de su inauguración. Como homenaje a él y su gestión realizada, el capitán general Francisco García Escámez Iniesta,  decidió –cuenta el cronista oficial de Santa Cruz de Tenerife- poner al puente el nombre de Ricardo Serrador y otorgarle el nombre de ‘Nuestra Señora de África’ al mercado, en honor a la onomástica de su esposa. Así se informó oficialmente en su día, y así ha sido la historia que a través de las generaciones se ha transmitido del porqué de su denominación. Aunque el mercado también es conocido como ‘La Recova’, el nombre oficial es el de ‘Nuestra Señora de África’.


¿Quién era la esposa de Ricardo Serrador Santés?

Los medios de la época y diferentes publicaciones en Internet hacen referencia al motivo por el cual se decidió otorgar esta denominación al mercado, pero sin embargo no aportan datos sobre quién era la esposa del capitán general de Canarias. Tras mucho indagar, comprobamos que se trata de África Añino y Ortiz de Saracho. Natural de Ceuta, falleció el 24 de agosto de 1937 en la Embajada inglesa en Valencia.
Coincidiendo con el 75 aniversario de la inauguración, un estudio dirigido por la catedrática en Historia del Arte, María Isabel Navarro y en el que han participado varios especialistas, concluye que el mercado incumple la Ley de Memoria Histórica ya que “es un homenaje a la figura del general Ricardo Serrador Santés, por el nombre de su esposa".


El mercado ‘Nuestra Señora de África’, entre los diez mejores del mundo

El pasado mes de septiembre, el prestigioso diario ‘The Guardian’ elaboraba, dentro de sus especiales Readers’ travel tips, una lista con los diez mejores mercados del mundo. En esa selecta lista se incluía al mercado ‘Nuestra Señora de África’.