jueves, 2 de septiembre de 2010

RECONOCIMIENTO AL "ARTE URBANO"

Para algunos es arte. Para muchos, vandalismo. Pero sin embargo, para Carlos Ramírez ‘Diako’, el graffiti es “arte urbano”. No es muy habitual que las instituciones púiblicas reclamen los servicios de un grafitero para decorar un edificio, pero en esta ocasión ha ocurrido. La Ciudad Autónoma, en su intención de modernizar el mercado ‘Real 90’, ha encargado la decoración y diseño de su fachada al grafitero Carlos Ramírez, ‘Diako’ -nombre artístico con el que se le conoce en Ceuta-. La obra artística, realizada únicamente con aerosoles, muestra lugares emblemáticos de la ciudad y productos típicos que encontramos en un mercado. El resultado final ha sorprendido a todos. Usuarios, concesionarios y trabajadores del mercado han valorado de forma muy positiva el trabajo de ‘Diako’. No es para menos. Se trata de una obra de arte, aunque en este caso plasmada en la fachada de un mercado.
Para Carlos Ramírez, el hecho de que la Ciudad Autónoma haya contado con él para la realización de este mural resulta “gratificante”, puesto que “esto significa que mi obra gusta a la gente, y además mi trabajo no solamente se ve reconocido sino que además reporta beneficios económicos”.
‘Diako’ reconoce que “el graffiti está criminalizado. Hay una rama del graffiti -prosigue- que se dedica sólo al vandalismo, y es por ello por lo que las instituciones no suelen contar con este tipo de artistas, salvo en casos excepcionales en las que se quiere realizar un trabajo contando con un bajo presupuesto”.
En relación a la obra, en la que ha estado trabajando algo más de dos semanas, ‘Diako’ ha tenido total libertad a la hora de elegir el diseño final: “Se me dieron unas pautas, y a partir de ahí yo hice el diseño, y con bastante libertad. Se me sugirió que hubiera imágenes representativas de Ceuta, pero no se me especificó que imágenes tenían que ser. Yo he escogido las que me han gustado, y las he ido plasmando con la composición que he querido ir poniendo. Incluso, los mismos trabajadores me iban sugiriendo cosas, y me he ido acoplando a las ideas que me daba la gente”.

La fachada del mercado ‘Real 90’ es ahora mucho más colorida y presenta un aspecto moderno. El trabajo de ‘Diako’ ha gustado y ha causado, según su autor, bastante sorpresa: “La gente se lo está tomando muy bien y me está felicitando. Muchísima gente se sorprende que solamente utilice aerosoles y no use pinceles. Les choca porque no está acostumbrados a este tipo de pinturas o murales”.
La técnica utilizada por ‘Diako’ no es “exactamente graffiti, pero básicamente es la misma”. El uso exclusivo de aerosoles es más complicado porque “lleva –explica- más tiempo dominar esta técnica, pero con práctica se consigue”. Pese al grado de dificultad, prefiere el uso de los aerosoles porque “si lo hiciera con pinceles, el resultado no sería tan vistoso”.
Carlos Ramírez desea que este trabajo no sea el último que le encargue la Ciudad Autónoma, y confía que sea un punto de inflexión: “Espero que las instituciones cuenten conmigo para seguir decorando edificios públicos. Hay muchos sitios que estarían mejor con un poco de color, en vez de un muro blanco. Esto le aporta alegría a la calle”. Incluso considera que sería beneficioso para los jóvenes que se inician en el mundo del graffiti: “Estaría bien que el ayuntamiento pensara que esto del graffiti se puede direccionar de manera positiva. No solamente que los chavales se dediquen a hacer pintadas, sino incluso que aquellos que están empezando a hacer pintadas y a ensuciar las calles, pues se les puede enfocar a que se dediquen a la pintura artística o pintura mural”.
Carlos cree que en Ceuta el concepto del graffiti “no está muy asentado porque la gente no sabe lo que es realmente el graffiti, ya que al ser una ciudad pequeña es muy difícil ser una persona anónima. Y el graffiti se basa principalmente en el anonimato. Se trata de plasmar tu nombre de manera anónima, y hacer famoso tu nombre, pero no tu cara. Lo que quieres es que tu nombre se conozca y esté en la mayor parte de sitios posibles con mucho colorido, a gran tamaño, para que la gente vea tu nombre, pero no sepa quien lo pinta”.
Su nombre, y su arte urbano, como el propio autor lo define, han quedado plasmados en la fachada del mercado ‘Real 90’. En esta ocasión el graffiti, como demuestra el trabajo final de ‘Diako’, se puede considerar –además sin dudarlo- como un auténtico arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario